CONTROL DE CALIDAD

Los vinos de Bodegas Medina están amparados por la Denominación de Origen Ribera del Guadiana, reconocida oficialmente. Ostenta la categoría máxima en nuestro país. Su Reglamento establece la demarcación de la zona de producción, las variedades de uva que pueden ser cultivadas, los rendimientos máximos permitidos, las técnicas de elaboración y crianza, etc. El Consejo Regulador, integrado por representantes de viticultores, bodegueros y Administración, es la entidad encargada de velar por el cumplimento de este Reglamento de la Denominación, con el objetivo de proteger la tipicidad y calidad de los vinos D.O Ribera del Guadiana.

Desde la producción a la comercialización, el Consejo Regulador mantiene un riguroso y eficaz sistema de control, tanto en lo que se refiere a la cantidad como a la calidad de los vinos protegidos. En este sentido, todos los vinos de Bodegas Medina han de someterse a un examen analítico y organoléptico que determina si el vino elaborado merece o no la Denominación de Origen . Los análisis se realizan en los laboratorios oficiales y las catas ciegas son efectuadas por un panel de viticultores y enólogos.

El control continúa durante el proceso de crianza hasta la comercialización, momento en que el Consejo entrega a las bodegas las correspondientes contraetiquetas o precintas que garantizan el origen, añanda y envejecimiento de los vinos.

VOLVERVINEDOS..html